Adoración eucarística una oportunidad para orar.

NOTICIAS
262
0
¡Vive Arandas!

IMG_0260En Arandas tenemos un privilegio poco aprovechado, en toda forma de culto a este sacramento hay que tener en cuenta que su intención debe ser una mayor vivencia de la celebración eucarística. Las visitas al Santísimo, las exposiciones y bendiciones han de ser un momento para profundizar en la gracia de la comunión, revisar nuestro compromiso con la vida cristiana; la verificación de cada uno ante la Palabra del Evangelio, el asomarse al silencioso misterio del Dios callado… Esta dimensión individual del tranquilo silencio de la oración, estando ante él en el amor, debe impulsar a contrastar la verdad de la oración, en el encuentro de los hermanos, aprendiendo también a estar ante ellos en la comunicación fraternal. A pesar de no queda solo si es lamentable la `poca asistencia al templo ojala y no nos quiten este privilegio, a las personas que por lo menos le visitamos una vez al día.

Durante el tiempo de la exposición, se dirán oraciones, cantos y lecturas, de tal suerte que los fieles, recogidos en oración, se dediquen exclusivamente a Cristo Señor, es más no digas nada solo entra y que te vea también el silencio es oración.

Para alimentar una profunda oración, se deben aprovechar las lecturas de la sagrada Escritura, con la homilía, o breves exhortaciones, que promuevan un mayor aprecio del misterio eucarístico. Es también conveniente que los fieles respondan a la palabra de Dios, cantando. Se necesita que se guarde piadoso silencio en momentos oportunos.

Ante el Santísimo Sacramento expuesto por largo tiempo, se puede celebrar también alguna parte, especialmente las horas más importantes de la Liturgia de las Horas; por medio de esta recitación se prolonga a las distintas horas del día la alabanza y la acción de gracias que se tributan a Dios en la celebración de la Misa, y las súplicas de la Iglesia se dirigen a Cristo y por Cristo al Padre, en nombre de todo el mundo.

O salutáris Hóstia

Quae caeli pandis óstium.

Bella premunt hostília;

Da robur fer auxiílium.

Uni trinóque Dómino

Sil sempitérna glória:

Qui vitam sine término,

Nobis donet in pátria.

Amen.

 

¡Vive Arandas!

Facebook Comments

Comments are closed.