Algo más sobre el mercado de Arandas.

Las actividades comerciales se desarrollaban con gran desenvolvimiento, desde el antiguo parían que por muchos años estuvo establecido en la pequeña calle empedrada entre el atrio parroquial y el jardín Antonio Valadez Ramírez, también conocido como plaza de las cañas o las palmas. Todo esto en los días de plaza dominguera alrededor del mercado y al margen del portal Allende; pero las actividades se suspendieron por la revuelta cristera; sin embargo, en 1935 se normalizo el comercio.

Los domingos, los portales del centro parecían más hospitalarios; sus arcos daban la impresión de amplios regazos que se abrían para abrazar a las numerosas familias que lo visitaban.

Lo antes mencionado es parte de la historia de Arandas, un Arandas que pese a las modificaciones que ha tenido sigue siempre con ese toque de historia y más que nada de cultura en cualquier época del año. ¡VIVE ARANDAS!

IMG_3718

 

Del libro: 100 Años de Historia moderna de Arandas (1914-2014).

Págs. 78-79

José Guadalupe Romo Gutiérrez.