El ciudadano José Gilberto Abraham Barragan Ramirez “EL COTONETE”, nos habla de los problemas sociales que más urge atención.

NOTICIAS
336
0
¡Vive Arandas!

IMG_9676Le preguntamos a José Gilberto, ¿de los problemas sociales de Arandas cuáles son los más urgentes de atender? Híjole, son muchos pero creo que uno de los más urgentes s el alcoholismo, por la educación que les estamos dando a nuestros hijos sobre el tema de beber, La ley establece una edad específica para poder comprar y/o consumir bebidas alcohólicas en casi todos los países en donde el consumo de alcohol ha sido legalizado. Esto se debe a que el consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad tiene repercusiones en la salud y desarrollo de la persona. Los estudios revelan que el consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad, los episodios recurrentes de consumo en la adolescencia y beber hasta embriagarse pueden afectar negativamente el desarrollo mental, los hábitos de estudio y el desarrollo de las habilidades necesarias para una correcta transición a la edad adulta, sin embargo aquí en Arandas parece ser que esto no les interesa ya que les venden sin importar la edad casi en cualquier lado.

El vandalismo es otro de los problemas sociales que más nos están perjudicando mucho, quiero explicar un poco para poder entender:  Vandalismo es una conducta destructiva que no respeta la propiedad ajena y que suele expresarse a través de la violencia.

El vandalismo es la hostilidad aparentemente injustificada hacia las posesiones de los demás. Suele manifestarse en el espacio público con ataques a monumentos, bancos, paredes, etc., ya sea con la intención de transmitir un mensaje o por el simple hecho de destruir lo ajeno.

 

 

Una de las formas más frecuentes de vandalismo es el grafiti, cuando se pinta sobre un muro privado y sin autorización. Las pintadas en las paredes de una casa o en una estatua tienen víctimas (el dueño de la residencia, el Estado) que sufren daños patrimoniales. Quienes se expresan a través del grafiti, sin embargo, sostienen que la libertad de expresión trasciende la propiedad privada o los objetos materiales.

Y por último los valores de la familia que día a día se destruyen más, sin que podamos evitarlo o trabajamos todos en ello o lo vamos a lamentar muy pronto.

¡Vive Arandas!

Facebook Comments

Comments are closed.