Parroquia de Santa María de Guadalupe

Guía Turísta
1.3K
0
¡Vive Arandas!

La Parroquia de Santa María de Guadalupe, cuya construcción se inici6 en 1780, se debe al Vicario D. Luis Vicente Barragán quien colocó y bendijo la primera piedra -se encuentra en el presbiterio, bajo la Mesa Sacramental-. La torre la hizo el Sr. Cura D. José Luis Padilla en 1832. Al lado izquierdo esta la capilla de Jesús Nazareno, de muy buen gusto arquitect6nico.

 

En el crucero de la Inmaculada, bajo la imagen de San José esta sepultado D. Justino, el párroco que más ha gobernado y amado esta parroquia. Esta oculto ¡ya no se ve la placa metálica ni su inscripción “JUSTINO RAMOS VAZQUEZ 1884-1967”! Tras esta sencillez perdura su arte innato y su vocación de evangelizador.

 

En las pechinas, los 4 evangelistas, obra anónima de finales del siglo XIX.

 

El altar mayor y los de los cruceros, cubierto a finales del siglo XIX con un enjarre imitaci6n de madera, fue regresado a su inicial presencia en 1988. Las modificaciones substanciales, 1903, 1910, 1919, 1930 y 1950 de este siglo.-

La pila bautismal que desde 1768 se utilizaba fue substituida por la actual en 1899. La imagen mas antigua es la de Sr. San José -en el crucero derecho- obsequiada por el Sr. Cura D. Mauricio M. L6pez en 1878.

Afuera, sobre las bóvedas descansa el reloj de sol que, en 1897, regaló el Sr. H. Januat. La primera campana se llamó Santa Gertrudis y fue hecha en 1787 y consagrada en Atotonilco, por el Sr. Ruiz y Cabañas, el 6 de junio de 1803, (se asegura que esta en la Basílica de San Juan de los Lagos); la esquila menor es de 1845, la mayor de 1878; de 1882 es la de San Atanasio.

El atrio se termin6 en 1837; en 1924 se hizo el barandal, el empedrado se substituy6 por mosaico en 1950 y este por adoquín en 1991.La portada es churrigueresca compuesta por tres cuerpos sostenidos por cuatro pilares (en el segundo hay una pequeña cruz de madera, incrustada, que señala el lugar exacto en que fue martirizado el joven Luis Magaña en la persecución religiosa).

En el primer cuerpo de la fachada, cimentación. En el segundo los cuatro basamentos, cada uno con un “espejo” sobre su cauda tenue, imitando un reloj de extensible. Entre los pilares, distribuidos dos en cada lado, una figura rematada por una concha; quizá un medallón distorsionado, con un pequeño “cinturón” y un anillo en la parte baja que descansa sobre la cabeza de un león estilizado o imaginado. Cada pilar con su capitel donde nace el tercer cuerpo.

 

En los pilares de la orilla descansa un canecillo, sobre una figura igual a la “cauda” del espejo pero un poco mas realzada; en los del centro hay igual numero de medallones lisos sobre un pedestal finamente labrado. La puerta, con arco de medio punto, descansa en dos capiteles, sin pilar. El arco, con adornos -cejas y dentados- sostiene ¿hoja de acanto estilizada? ¿simple idea para sostener la base de un nicho convertido en ventana? nace en la parte pre-inferior del segundo cuerpo, al centre, esta bordeada con un cordón, roto en la parte central -arriba- para dar cabida a un querubín, con lazadas en los ángulos superiores y con una figura agónica cerca en los interiores. La parte final de la fachada que alcanza el cornisamento es a su vez una cornisa circular,          con zig zag non que lleva sobre el querubín, al Espíritu Santo en forma de paloma, con diez flamas significativas del fuego de su amor y unión con el Padre y el Hijo.

“La torre situada al lado derecho es de origen toscano, sin adorno alguno” fue agrandada por el Sr. Cura Juan Nepomuceno de la Torre, en 1899. En la parte posterior de la parroquia, en la esquina se puede advertir que la sacristía no es contemporánea a la construcci6n de la iglesia, ni a la del anexo de tres pisos sino que fue edificada para 1903 con motivo de la celebración del primer centenario del recinto como parroquia. Más al centro existe un retablo, en bajo relieve en cantera, dos ángeles adornan a Jesús Hostia, en una custodia, para indicar que en ese lugar, en altura y sitio pero en el interior, se encuentra el sagrario.

 

¡Vive Arandas!

Facebook Comments

Comments are closed.