Un viaje Inolvidable por el Municipio de Arandas

Guía Turísta
354
0
¡Vive Arandas!

Arandas se muestra tal cual es, sin maquillaje de ninguna naturaleza. Va de vista en vista a los ojos del turista y de sus habitantes que, qué de tanto verlo, no lo han advertido como un algo susceptible de alimentar el espíritu y nutrir el alma, con su belleza y su historia.
“Una recóndita armonía de misterioso encanto” apenas insinuado en algunas fotografías y postales, será pujante realidad al adentrarse en los lugares, en los rincones diría, donde la ciudad se desenvuelve.
Desde el Portal Escobedo, pórtico para el Arandas que nace, tanto como entrada al primer cementerio, hasta el magistral orgullo de la campana y su inspirador. El

Templo.
Se da un pormenor apenas de los servicios que al visitante se ofrece o se puede ofrecer, una lista pequeña -la mas representativa- de hoteles y restaurantes, con sus especialidades para el más exigente paladar.
Quizá el desenfado del arandence por sus bienes físicos desaparezca con esta guía, de ser así hemos logrado el primer propósito, aumentar la cultura comenzando en casa.

RECORRIDO :  Campana “Reina del Silencio”,
Calle de Hidalgo, Parroquia de San José Obrero,
La Girola, El Socorrito. Presidencia Municipal,
La descripción de la campana es de acuerdo a los datos del fabricante Carlos Arteaga Jiménez . Su peso es de 14,985 kilos; mide 3 metros de altura y su diámetro es mayor a los tres metros. Su badajo pesa 502 kilos. La ornamentación que podemos observar en la campana es la siguiente: la Virgen de San Juan en la parte superior; en la parte media, se pueden ver a la Sagrada Familia y un cáliz con la leyenda: “Bendice Señor a mi pueblo”. Más abajo, los datos de identificación: 19 de marzo de 1969, Arandas, Jal. Pbro. Juan Pérez. Remata armoniosamente un Divino Rostro y una cruz dentro de una corona de olivo;

 

Continuemos hacia El Templo, dignísima obra de arte, de estilo gótico. Para verlo hay variados y muy diversos ángulos y multiplicados sitios -desde la periferia de la ciudad hasta hacia arriba pegados a los muros-.

¡Vive Arandas!

Facebook Comments

Comments are closed.